Capital Quintana Roo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / 

Todo queda entre familia  

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 1 año
Facebook Twitter Whatsapp

Cuando los miembros de partidos políticos hablan de que son como toda una familia, no se equivocan, estos organismos son verdaderos núcleos y negocios familiares, y de ello hay muchos ejemplos en Quintana Roo, en el PRD-PAN, están los Ricalde (Julián y Alicia, que van otra vez por las presidencias municipales de Benito Juárez e Isla Mujeres), los hermanos Beristain (Luz María, Juan Carlos y Laura, senadora, ex regidor y candidata a diputada).

En el PRI-Verde también sobran ejemplos, ahí están los Toledo (Marciano, José Luis y Carlos, ex alcalde de Solidaridad, diputado federal y candidato a la diputación), los Joaquín (Pedro, Addy, Carlos, secretario de Energía, ex legisladora federal y actual aspirante al gobierno del estado por el PAN-PRD),  y la lista es muy larga, los Flota, Borge, Villanuevas, Hendricks, Angulo,  entre otros.

Son familias que conocieron el poder y ahora les resulta muy difícil soltarlo, prefiriendo cambiar de partido que estar fuera del presupuesto; desde el momento que son candidat@s a un cargo de elección popular, aseguran espacios para su familia dentro de las administraciones públicas.

De ahí que miles de ciudadanos se pronuncien por disminuir el número de partidos políticos, porque también bajaría el presupuesto que les asignan y de esa manera sería más barata la democracia.

Además de condicionar a los partidos políticos -más del 3 por ciento de la votación efectivo para mantener su registro-, también deberían recortarles el presupuesto, porque resulta lamentable que la ciudadanía pague las cuentas de unas cuantas familias.

 

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

Alto a la violencia política contra las mujeres

Hace 8 meses
Capital Digital

Con olor a miedo

Hace 8 meses
Capital Digital

RoBo no tuvo llenadera

Hace 8 meses
Capital Digital
Capital Digital

¿Qué quiere Chanito?

Capital Digital